Cómo elegir  consumibles para impresora 3D

Cómo elegir consumibles para impresora 3D

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

95 fichas consejo

Las impresoras 3D necesitan un cierto número de consumibles. Entre ellos, se encuentran las imprescindibles bobinas de filamento para la impresión. PL, ABS, PLA, PC, nailon, PET o PTEG son polímeros, plásticos y otros materiales que se deben utilizar según el tipo de máquina y el objeto que se vaya a imprimir. 

Características importantes

  • Filamentos para impresión 3D
  • Tipo de objeto que se va a imprimir
  • Temperatura de impresión
  • Propiedades de las materias
Elige los consumibles para tu impresora o bolígrafo 3D

La impresora 3D sirve para imprimir un objeto en 3 dimensiones a partir de un filamento de materia. De esta materia dependerá el uso y la resistencia del objeto. Existen varios tipos de materias, como las termoplásticas, entre las que destacan el PLA, el ABS, el PET y el PETG o el PTU, pero también el nailon y el PC. También existen filamentos compuestos, fluorescentes, por ejemplo, o incluso conductores de electricidad.

Pero antes de elegir, es necesario comenzar por comprobar que tu modelo de impresora 3D sea compatible con el consumible que elijas. Para el ABS, por ejemplo, la impresora debe disponer de una bandeja de calor y de una cámara de impresión cerrada, mientras que para el PLA no hay ninguna obligación.

El último paso consiste en comparar las ventajas de las diferentes materias según tus necesidades. Si lo que quieres es imprimir un objeto de decoración, el PLA es perfecto. Por su parte, el ABS es ideal para imprimir una pieza para fines mecánicos o que se vaya a utilizar con frecuencia, como una funda para móviles o un juguete.

El PET y el PETG se recomiendan para piezas que se vayan a someter a mucha presión, como piezas de impresora, por ejemplo.

El nailon está pensado para piezas mecánicas o para la fabricación de herramientas. El TPU es perfecto para piezas que se vayan a plegar o estirar, como una pulsera. En cuanto al PC, es ideal para piezas que se vayan a someter al calor o que sean traslúcidas, como una lámpara.

Las materias que se utilizan en impresión 3D suelen presentarse en formato de bobinas de filamento, disponibles en varios diámetros y colores.

El PLA

El PLA (polylactic acid o ácido poliláctico) es una materia que se utiliza con frecuencia en la impresión 3D, así como en el embalaje alimentario. Al estar fabricado con materiales reciclados (almidón de maíz o remolacha, por ejemplo), el PLA es ecológico y biodegradable y tiene una temperatura de impresión de entre 160 y 210 ºC.

Este material produce menos errores a la hora de imprimir y no requiere el uso de una bandeja térmica para impresoras 3D ni emite olores durante la impresión.

En cuanto a los inconvenientes, el PLA es sensible a la humedad y al calor. Además, no es muy resistente a la presión. Así pues, está pensando para la impresión de piezas huecas y finas que no requieran esfuerzo. El PLA también resulta más complicado a la hora de trabajarlo después de la impresión y no se pega con facilidad.

El ABS

El ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) es otro tipo de materia que se utiliza normalmente en la impresión 3D, pero que también podemos encontrar en aparatos electrodomésticos o en la fabricación de las famosas piezas de Lego. Este polímero termoplástico se fabrica con base de petróleo y es más resistente al calor que el PLA. Su temperatura de impresión está comprendida entre los 220 y los 240 ºC.

Al ser tan resistente, el ABS se puede plegar con facilidad sin romperse. Se puede volver a trabajar después de la impresión. Como se funde al contacto con la acetona, si se le pasa un trapo mojado, se puede alisar o incluso pegar varias piezas entre sí.

No obstante, el ABS requiereuna impresora 3D que disponga de una bandeja térmica y de una cámara de impresión cerrada. También emite olores durante la impresión, que dura más que con el PLA. El riesgo de cometer errores a la hora de imprimir, como una rotura, por ejemplo, es más alto. También es sensible a los rayos UV.

El PET y el PETG

El PET (polietileno tereftalato) es un plástico que se utiliza, por ejemplo, en la fabricación de botellas de agua y de envases alimentarios. En la impresión 3D, se suele utilizar como PETG (polietileno tereftalato modificado con glicol), ya que el glicol lo hace más sólido y más fácil de utilizar que el PET. Su temperatura de impresión está comprendida entre los 200 y los 250 ºC.

Al ser más flexibles que el PLA, el PET y el PETG son compatibles con el contacto alimentario y muy resistentes a los productos químicos. Son traslúcidos y herméticos con el agua, y presentan una excelente resistencia a los golpes, así como a la abrasión y al calor. Al ser adhesivos durante la impresión, también se adhieren muy bien a las superficies, pero no están adaptados para la impresión de soportes. Dado que tienden a absorber la humedad del aire, se deberían guardar en un lugar seco y frío.

El TPU

El TPU es un poliuretano termoplástico. Su temperatura de impresión está comprendida entre los 210 y los 230 ºC.

Gracias a su elasticidad, el TPU es más resistente a las manipulaciones que el PLA y el ABS. Al resistir a las bajas temperaturas, al desgaste y a los desgarres, tolera bien las grasas y los aceites. Sin embargo, no resiste a las altas temperaturas ni a los productos químicos.

El nailon

El nailon es un polímero sintético que se suele utilizar en el ámbito textil. Su temperatura de impresión está comprendida entre los 220 y los 260 ºC.

El nailon es una de las materias utilizadas en impresión 3D más resistentes a los golpes y a la fricción, pero también se aprecia mucho por su flexibilidad y su durabilidad.

Al igual que el PET y el PETG, tiende a absorber la humedad del aire, así que hay que guardarlo en un lugar seco y frío. El nailon no se adhiere con facilidad a la bandeja de la impresora 3D, así que es necesario utilizar un modelo térmico.

El PC

El PC es un policarbonato cuya temperatura de impresión se sitúa entre los 260 y los 310 ºC.

El PC es la materia de impresión 3D más sólida de todas. Es transparente y resistente a los golpes y al calor y, además, se puede esterilizar. Las piezas no se despegan durante la impresión. Sin embargo, hay que tener cuidado con su sensibilidad a los rayos UV.

Ver el catálogo de ManoMano
Impresora 3D

Existen muchos complementos auxiliares de impresión. Entre los que mejoran la adherencia a la bandeja de fabricación de la pieza impresa, encontramos un espray que se pulveriza sobre la bandeja o pegamento.

También se pueden añadir impermeabilizantes, resina de refuerzo, spray alisador o incluso varios accesorios para cortar, tallar, limpiar o pulir la pieza.

Elige los consumibles para tu impresora o bolígrafo 3D

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración, 95 fichas consejo

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Después de trabajar varios años en cadenas de televisión de primer orden, escogí dejar hablar a mi pluma y orientarme hacia la redacción y la edición.Soy tan apasionada de la decoración y del bricolaje, como de la historia y de la ciencia. Ecléctica tanto en mis gustos como en mis textos, escribo desde hace más de 25 años sobre esas temáticas.  En mi activo se cuentan obras didácticas, novelas y noticias, así como numerosísimos artículos de bricolaje y decoración. En ellos cuento consejos y trucos experimentados en mi vieja casa, renovada poco a poco.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea