¿Cómo crear un jardín japonés?

¿Cómo crear un jardín japonés?

Ester, hortelana autodidacta

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta

81 fichas consejo

Este jardín, que tiene su origen en una tradición ancestral, posee un fuerte carácter simbólico. En él se representan elementos naturalees en miniatura. Al igual que el zen, donde la grava representa el mar, la roca la montaña y el musgo el bosque, con agua o sin ella, estas son las claves para crear tu jardín japonés.

Características importantes

  • Componentes del jardín japonés
  • Presencia del agua o jardín zen
  • Curvas y asimetría
  • Elección de la vegetación
  • Elementos decorativos
Ver la decoración para tu jardín

Ligado a la antigua tradición de la jardinería japonesa, de la que se tuvo las primeras noticias en el siglo XI, el jardín japonés es un espacio creado por el hombre. Solemos encontrarlo en jardines públicos, en las murallas de los templos budistas y en los lugares históricos de Japón. Se trata de lugares de descanso, serenidad y meditación, con una fuerte dimensión religiosa y espiritual.

Los jardines japoneses se basan en la reproducción de los elementos de la naturaleza: mares, montañas, ríos y bosques. Estos paisajes se representan en miniatura y, debido a que suelen estar en un espacio bastante reducido, se suelen representar de manera simbólica.

Hay tres elementos fundamentales de gran importancia:

Ver el catálogo de ManoMano
Cascadas

En ocasiones jardín zen se confunde con jardín japonés. Sin embargo, el primero es tan solo una variedad del segundo.

Así, a lo largo de los siglos ha habido jardines en los que predominaban lagos e islas,

Hay varios tipos de jardines japoneses: de meditación, de contemplación o incluso de paseo.

Suele ocupar una superficie pequeña, a veces de unos pocos metros cuadrados, y representa, de una forma muy estilizada, un paisaje, que incluye:

  • Una isla montañosa: un peñasco;
  • un bosque: el musgo;
  • el mar: arena o grava por donde se pasa un rastrillo, simulando olas que representan el elemento marino.

La ausencia de agua y vegetación, que al contrario de lo que ocurre en otros jardines japoneses, le ha aportado el nombre de "jardín seco". El jardín zen es el jardín de contemplación por excelencia.

Ver el catálogo de ManoMano

El jardín japonés no presenta líneas rectas ni trazos geométricos o ángulos, sino curvas y asimetría. Así pues, en este lugar no hay caminos rectilíneos. Las piedras o las plantas se agrupan en número impar, normalmente de 3 en 3, pero también en 5, 7, etc. La simplicidad y la sobriedad son las palabras clave de los jardines japoneses. También hay gran abundancia de elementos decorativos.

Los elementos del jardín, tanto objetos como plantas, tienen el espacio suficiente para aportarles la relevancia que les corresponde. No debe haber desorden ni macizos formados por arbustos y flores, como en nuestros jardines occidentales. Se da mucha importancia a los materiales naturales o nobles (madera, piedra o bronce). Los caminos adornados al estilo japonés incitan a quien los recorre a apropiarse de ellos para descubrir otras facetas del jardín sin pisar las plantas tapizantes. En los espacios que quedan libres no se planta césped, como se suele hacer en nuestros jardines, sino que se pone grava o se llena de arena con motivos geométricos, que suelen ser ondulaciones trazadas en la superficie con ayuda de un rastrillo especial.

Ver el catálogo de ManoMano
Ver escobas para césped

Lo primero es hacer un plano de lo que será tu futuro jardín. Divide el espacio en partes asimétricas y diseña los caminos. Señala los lugares donde se situarán los elementos principales: árbol grande, peñascos, estanque, fuente.

Los elementos de un jardín japonés son muchos y variados, pero deben integrarse buscando cierta homogeneidad al conjunto. Siempre teniendo en cuenta los principios estéticos que regulan su disposición.

Materiales minerales: piedras y grava

Las piedras se eligen por su forma, su textura, su color y su tamaño. Se suelen agrupar por grupos de 3, 5 o 7 elementos. Aunque antes se elegían directamente de la naturaleza, hoy en día suelen estar moldeadas y talladas. A las extensiones de grava se les pasa un rastrillo para dibujar curvas que simbolizan el agua, las olas y las corrientes; rodean los peñascos que simulan islotes o montañas. Estos motivos ondulantes aportan una sensación de movimiento que contrasta con la quietud de las rocas.

Plantas

Las plantas se eligen priorizando los colores de las plantas antes que el de las flores. El color predominante es el verde, por lo que se utilizan principalmente árboles de hoja perenne. Se pueden combinar con otros cuyas hojas, o su corteza, irán cambiando según las diferentes épocas del año. Según los japoneses, también suelen tener un significado simbólico, que puede ser religioso o filosófico.

Árboles y arbustos

Los árboles y los arbustos se plantan y se podan de forma que no estorben a la vista, sino que dejen entrever otros puntos del jardín. Su aspecto suele estar moldeado por el hombre para darles una silueta particular, aunque no se hacen podas como las de los jardines occidentales. Casi nunca suelen ser del todo verticales, pero su tronco suele ser inclinado o tortuoso.

La poda en forma de nube (niwaki), que se suele hacer a los pinos, es emblemática del jardín japonés. El niwaki es un tipo de bonsái gigante.

Árboles más habituales

  • Arces;
  • cerezos y ciruelos (Prunus);
  • magnolia;
  • sófora o Acacia del Japón;
  • sauces;
  • ginkgo;
  • coníferas: pinos, cedros y cipreses.

Arbustos más habituales

  • Bambú sagrado (Nandina domestica), que, a decir verdad, no es un bambú;
  • rododendro;
  • camelia de Japón;
  • bonetero;
  • acebo almenado.

Bambús

Están presentes en todos los jardines japoneses. El color de sus cañas es muy variable y muy decorativo, como el bambú dorado o el bambú negro.

Hay de todos los tamaños; el bambú enano, por ejemplo, no crece más de 50 cm de alto. Para evitar el descontrol que genera su crecimiento, puedes elegir la variedad de bambú Fargesia. Crece rápidamente pero sus rizomas no son tan invasivos.

Plantas vivaces 

Las plantas bajas y vivaces no se seleccionan por la belleza de su floración, sino por la de sus hojas. Estos son algunos ejemplos:

  • Aucuba de Japón;
  • hosta;
  • carex;
  • festuca azul;
  • helechos: Dryopteris cycadina, Cyrtomiun falcatum.

Plantas tapizantes 

En los jardines japoneses, el césped se sustituye por musgo. Para imitarlo, puedes plantar Sagina subulata o hexina (Soleirolia soleirolii).

El agua 

Aunque no es un elemento fundamental en los jardines occidentales, sí lo es en los jardines japoneses y en los jardines orientales en general. El agua puede estar presente de varias maneras: charcas, ríos, arroyos, cataratas o cascadas. Las partes dedicadas al agua tienen un contorno irregular y asimétrico; pueden estar alimentadas por una corriente de agua o por una canalización. Suelen estar rodeadas de plantas, como los iris, y en algunos estanques podemos encontrar carpas koï que aportan movimiento. 

También pueden estar decoradas con un puente de madera o piedras planas que permitan acceder a la otra orilla, o con un islote en medio del estanque. También se puede instalar una fuente basculante de bambú, alimentada por una bomba en ausencia de corriente de agua. Si no tienes agua, puedes simular un río con un montón de guijarros, que puede decorarse con un puente artificial.

Elementos de decoración

No hay jardín japonés sin luz. Antes, las luces solían servir para iluminar el jardín por la noche, pero hoy en día se han convertido en un elemento de decoración, ya que son muy estéticas.

Las luces, que originariamente eran de bronce, ahora son de piedra y a veces, de madera.

Entre los elementos de decoración, también encontramos fuentes de piedra o bronce, estatuas de budas o dragones o incluso pagodas.

Ver el catálogo de ManoMano
Estatuas de budas
Ver la decoración para tu jardín

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta, 81 fichas consejo

Ester, hortelana autodidacta

Autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparto talleres de huerto urbano, colaboro en medios especializados y en 2014 publiqué mi primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea