Soportes para motores

10 productos
Filtros
Precio (€)
Calificaciones
Marcas
10 productos vistos de 10

Soportes para motores

Soportes para motores: Información para ayudarte a elegir

Como su nombre indica, un elevador de motores es una herramienta utilizada en un taller para sostener el motor de un automóvil durante su mantenimiento o reparación. Pensado para motores de vehículos, de 4x4 o de berlinas de gran cilindrada, incluso los particulares a los que les apasione la mecánica del automóvil pueden disponer de uno (siempre que tengan un buen garaje...). En primer lugar, es importante especificar que este artilugio está pensado para sostener un motor de automóvil retirado del vehículo (fuera del capó). En ningún caso, deberá utilizarse para levantar un motor. Esta herramienta de taller consta de 3 partes. - Una placa en la que se fija el motor que se va a reparar. Puede girarse para facilitar el acceso a la parte inferior del motor si es necesario; - un brazo vertical para elevar el motor y mejorar la comodidad de los mecánicos que trabajan en él; - una base con ruedas para facilitar el traslado de la unidad. La colocación del motor en esta herramienta se realiza en pocos pasos. - La operación comienza con el desmontaje de la caja de cambios y de los kits de embrague; - el motor se extrae del vehículo con una grúa elevadora; - la placa (sola) se fija al motor a través de los puntos de anclaje de la caja de cambios. Los pernos (de la caja de cambios) se aprietan con una llave dinamométrica según el par de apriete indicado en las instrucciones del fabricante; - el conjunto de placa y motor queda fijado al eje del soporte. Durante este paso, son de gran ayuda la grúa de elevación y algunos brazos adicionales; - para empezar a trabajar, basta con girar el motor y bloquearlo en la posición óptima con un tornillo de sujeción o pasador. Deben tenerse en cuenta algunos criterios al elegir este material. - Los modelos disponibles se distinguen por su capacidad de carga. De hecho, un motor 4x4 o de gran cilindrada pesa mucho más que el motor de un utilitario. Por lo tanto, la elección depende del tipo de vehículo que se vaya a reparar; - el precio también es un factor importante a la hora de elegir. Variando de 50 € a 200 €, depende sobre todo de la capacidad de carga del equipo elegido. Por tanto, el modelo elegido debe ser capaz de soportar el peso del motor que se quiera reparar. Cabe señalar que un soporte de motor con una capacidad de carga de 400 kg es adecuado para la mayoría de los motores de coche.