Servicio al cliente disponible por chat

La mayor selección de productos de bricolaje

Set de tres piedras de sal del Himalaya para asar, Para barbacoa o horno, Rosa, 20x10x5 cm

Referencia: ME12267550

En ruptura de stock

Ver la descripción completa
2990
  • Entrega gratuita
Set de tres piedras de sal del Himalaya para asar, Para barbacoa o horno, Rosa, 20x10x5 cm
2990

Descripción

Si te encanta la barbacoa y siempre estás buscando una alternativa al aceite o grasa, llévate a casa estos bloques de sal rosados. Cuando la plancha de sal entra en contacto con la barbacoa caliente, aporta un toque ligeramente salado a los alimentos. La sal del Himalaya es resistente a altas temperaturas, reutilizable y perfecta para servir la comida de un modo algo diferente.

Sal del Himalaya

- Medidas alto x ancho x fondo: aprox. 5 x 20,5 x 10,5 cm
- Material: bloque de sal
- Peso: aprox. 2,3 kg
- Color: rosa
- Set de tres piedras

Bloque de sal para asar
- Añade un toque ligeramente salado
- Prepara platos de pescado, carne o verduras
- Apto para los hornos y barbacoas tradicionales (sin ventilación)
- Asar de forma directa o indirecta sin grasa o aceite
- Plancha de sal para servir la comida
- Reutilizable si se limpia y cuida bien

Ventajas de la plancha de sal
- Contiene sustancias minerales y oligoelementos
- Superficie antibacteriana
- Resistente a altas temperaturas
- El calor se distribuye de forma uniforme
- Conserva el calor durante mucho tiempo
- También apta para comidas frías como sushi

Recomendaciones de uso
- Calentar la piedra seca lentamente
- No untar con aceite o grasa
- Colocar los alimentos sobre la piedra caliente

Consejos de limpieza
- Dejar enfriar a una temperatura ambiente
- Limpiar con un paño o esponja húmeda
- No usar ningún producto de limpieza o agua corriente

Contenido del envío
- 3x bloques de sal
- Los elementos decorativos no están incluidos en el envío

  • Marca RELAXDAYS
  • Garantía 2,0
  • Referencia ManoMano ME12267550
  • Ref. del vendedor 2100282022541

Lo que los clientes opinan sobre el vendedor...